lunes, 16 de septiembre de 2013

Domingo de wathsapps y pastillas TIL

Ayer fue domingo (cuando escribo estas líneas es todavía domingo). No es un domingo normal. Al menos para los padres y las madres que tenemos niños/as en edad escolar. 

Deseosos de que el curso empezara, hoy no habrá clase. Hay huelga.  Yo lo tengo claro. Hoy no llevaré a mis dos hijos y a mi hija al cole. Toca apoyar a los profesores y las profesoras porque ellos están por la educación de nuestros hijos/as pero no todos/as pensamos igual o tenemos la posibilidad de poder quedarnos con los niños/as. 

En mi caso (ironía de la vida) estar en el paro es una ventaja. Es más fácil tomar una decisión entre llevar a  los niños/as o no llevarlos si tienes resuelto qué hacer con ellos/as.

Pastillas TIL. Imagen que circula por las redes sociales.
Tras aprovechar los últimos coletazos del verano en la cala de Na Clara y la Colonia de Sant Pere, mi hija Mariona, que hace segundo curso de infantil (tiene 3 años), se puso a llorar cuando le dije que hoy no iría al colegio. Todo el verano con ganas de volver a ver a sus amigos/as y tras estar el viernes con ellos/as, toca explicarle que el lunes no irá al colegio. De hecho, esta mañana cuando se levante y vea que los niños/as entran en el cole (vivimos al lado de un centro escolar) me preguntará por qué ella no va. Joan es el mayor, tiene 10 años, entiende lo de la huelga pero ya me pregunta si el martes o el miércoles habrá clase. No lo sé. Marc (tiene 6 años) no se lo plantea y ya le va bien no ir al cole.

Ayer el whatsapp echaba humo y, en concreto,  los chats formados por grupos de padres y madres.  “Los apoyo y los entiendo pero no tengo con quien dejarlos”, “Mi hija no irá hoy pero los siguientes días no lo sé”, “Ellos dicen que no van a estar de vacaciones, yo tampoco lo estoy”, “Un poco de apoyo.  No sé cuántos días, pero el lunes seguro que no”,  “No llevaré a mi hija como mínimo el primer día. Queremos dar soporte a los profes, después ya veremos”, “Yo los llevaré al cole”. Hoy es el primer día de huelga ya veremos qué sucede en días sucesivos.

Entre whatsapp y whatsapp corrió como la espuma el reportaje sobre la huelga de docentes en televisión y la entrevista a la consellera. También las pastillas TIL “Tratamiento integral de lenguas. Comprimidos para tragar sin masticar. Preparado especial de la farmacia Bauzá (con una gaviota dibujada en la caja con un fondo azul)”.

Los maestros y maestras son conscientes del traje que supone para muchos padres y madres la huelga. Se trata de hacer ruido, de aumentar el nivel de queja y que se abra una negociación. Al fin y al cabo todos y todas, padres y madres, profesores y profesoras, queremos y somos conscientes de que son necesarias más horas de inglés. ¿Y si es así por qué cuesta tanto entenderse? Quizás con la excusa de querer aumentar las horas de inglés lo que estamos presenciando es un ataque político al catalán.