martes, 10 de septiembre de 2013

Es momento de apoyar al profesorado

Nos equivocamos. Nos equivocamos en pensar que esta es una huelga de profesores y profesoras. Una cuestión y una pelea de ellos/as contra el TIL. Nos equivocamos. Está en juego la educación de nuestros hijos e hijas y su futuro. El futuro de nuestra sociedad, de la sociedad que queremos.

Como padre de dos niños y una niña en edad escolar pienso que no podemos dejar solos a los profesores y profesoras en este ataque que nos atañe a todos y a todas. Está en juego la educación, el futuro. El TIL nos afecta.

Por supuesto que quiero que mis hijos y mi hija acaben sabiendo inglés, el inglés que a mí no me enseñaron. Pero no creo que dar clases de matemáticas en inglés sea la solución. 

No quiero que un profesor/a que apenas puede defenderse en inglés enseñe a mis hijos/a Matemáticas o Conocimiento del Medio porque ni acabará aprendiendo una cosa ni la otra.  Tampoco quiero que un profesor de Inglés sea el que enseñe una asignatura como Matemáticas a mis hijos/a por el hecho de saber inglés y no por ser el profesor/a mejor preparado.  Como se suele decir zapatero a tus zapatos.

Aumenten las horas de Inglés (que no es lo mismo que aumentar las asignaturas que se darán en inglés). Pongan más profesores de Inglés. Ellos saben enseñar inglés. 

No podemos permitirnos la realidad actual de una simple y triste hora semanal de Inglés en Primero de Primaria. Aumenten el nivel de inglés desde los 3 años.  

Y esto que parece tan simple está en manos del Govern, que es quien fija las directrices a los centros y marca los niveles. El inglés no se aprende dando Educación Física o Plástica en inglés, que es a lo que nos aboca el TIL.

Seguramente la huelga no es el medio más adecuado para poder rechazar el TIL y que el Govern del PP rectifique pero pocos caminos quedan cuando quien nos gobierna son capaces de saltarse hasta la Justicia para imponer su mayoría.

Como decía al principio no estamos ante una batalla política, ni de profesores y profesoras.

Hay cosas que una mayoría simple de representantes políticos no podrían ni deberían cambiar a su antojo. Sin negociar, sin pactar, sin consensuar. Del día a la noche. 

La educación, la enseñanza es cosa de todos y todas y no debe ser impuesta. Los padres y las madres tenemos mucho que decir y mucho que aportar. No en vano está en juego la educación de nuestros hijos e hijas.

Más que nunca en una sociedad en la que el fracaso escolar supera el 40%, es hora de sumar esfuerzos y empezar a sentar las bases de una educación de calidad.

Las cosas hay que cambiarlas pero no a golpe de imposición y a toda prisa. Empezemos por creer en la Educación. Por la mejor formación de nuestro profesorado, de los que ejercen, de los que hoy estudian la carrera. Poco a poco e invirtiendo más en la enseñanza (en todos sus profesionales), en la formación, podremos avanzar. 

Tradicionalmente (y en gran medida por la falsa creencia del rédito político de quien gobierna) se ha estado más preocupado en fomentar las estructuras que en mejorar la educación, el sistema. Hoy toca apostar por las personas.

Como  padre pido al Govern que retire el TIL, que empiece de cero, negocie, consensúe, pacte. 

Hay mucho que mejorar pero esta mejora debe salir del consenso de todos y todas; nunca de la imposición. Todos/as queremos más inglés, que nuestros hijos/as acaben dominando este idioma. Y sí, más que nunca los padres y las madres debemos estar con los profesores y las profesoras porque la educación es cosa de todos/as nosotros/as.

Juan Mascarell.
Padre de dos niños y una niña en edad escolar.